ACI tiene como fin principal contribuir a profesionalizar el mercado de la consultoría inmobiliaria en España para dotarlo de transparencia y buenas prácticas profesionales. Supone trasladar un modelo de éxito al mercado que ya están desarrollando otras asociaciones similares en Francia y Reino Unido.

Con este propósito, ACI cuenta con un Código Deontológico y de buenas prácticas, que reúne los principios comunes de actuación para todos sus miembros.

Los socios de ACI tienen clara la necesidad de desarrollar en España un mercado inmobiliario más claro y transparente, que ayude al propio crecimiento del sector y a la atracción de la inversión.

Con el Código Deontológico, ACI persigue por tanto los siguientes objetivos: la potenciación del sector, la optimización de las relaciones de los clientes con las consultoras, el aumento de su prestigio y buen hacer, y la diferenciación de las empresas socias de ACI como protagonistas de un sector especializado y cualificado.